¿Sabes cómo te ven los demás?

¿Crees que hay aspectos de tu personalidad que aún no conoces?

Hoy os queremos mostrar una herramienta llamada la Ventana de Johari, que es una ventana de comunicación entre tu persona y los demás. Es una herramienta que puede ofrecer mucha información sobre nosotros y sobre los demás, y por tanto, es muy útil en un marco de psicoterapia. Esta ventana muestra la visión que uno tiene de sí mismo en las columnas y en las filas la visión que otros tienen de ti. Cuando combinamos las 4 áreas que conforman la ventana tenemos un mapa de interrelación YO-LOS DEMÁS.

Estas 4 áreas son las siguientes:

PÚBLICA: Es aquella conocida por ti mismo y también por los demás. El área pública la conforma todo aquello que dejamos al descubierto, que queremos que sepa, que se ve, que se proyecta de una manera consciente hacia los demás.

Según la teoría, las personas en las que predomina esté área viven en mayor armonía y tranquilidad ya que se conocen a sí mismas, se muestran como son y no tienen miedo a que se les conozca.

PRIVADA: Es lo conocido por ti mismo pero que está oculto a los demás. Pueden ser secretos, pensamientos, emociones que no queremos compartir con los demás por miedo a no ser comprendidos o por vergüenza. Y por tanto, cuanto mayor estemos en este área mayor será nuestro malestar y sensación de disconfort.

PUNTO CIEGO: Este es un área en el que los demás tienen conocimientos de ciertos aspectos o características de tu persona pero no son compartidos contigo y por tanto se te mantienen ocultos. Son aquellos aspectos que uno no percibe de sí mismo pero si son percibidos por los demás.

DESCONOCIDA O INCONSCIENTE: Es el área en el que se encuentra lo que uno no conoce de sí mismo y tampoco los demás. Es el área donde se encuentran aspectos desconocidos de tu personalidad, recursos y fortalezas, aunque también debilidades aún por descubrir.

 

Esta ventana describe un proceso dinámico ya que las partes de ti que conforman cada área van a cambiar constantemente.

¿Para qué nos sirve esta herramienta? Mirarnos a través de esta ventana puede ayudarnos a conocernos mejor, mirarnos desde la perspectiva de los demás, saber cómo nos relacionamos con las personas…

Si miramos la ventana desde el marco terapéutico entendemos que en la terapia psicológica trabajamos con todas estas partes, pero cobran especial importancia el punto ciego y lo inconsciente. El punto ciego ya que el psicólogo puede ver (como LOS DEMÁS) aspectos de ti que desconoces, y éste puede hacerte de reflejo de todos estos aspectos nuevos para ti, y en consecuencia, puedes mejorar tu autoconocimiento y entender y resolver tus problemas de una manera diferente y quizá más eficaz.

Lo inconsciente ya que a lo largo de la terapia psicológica, un espacio dedicado plenamente a ti, se irán descubriendo aspectos y cualidades importantes de ti. Te darás cuenta de cosas que no sabías que tenías y que eras.

Hacer conscientes los puntos ciegos y descubrir lo inconsciente también te podrá permitir potenciar tus fortalezas y minimizar tus debilidades. Efectos derivados de esto pueden ser mejorar tus relaciones interpersonales, aumentar tu capacidad de liderazgo o mejorar tu autoestima.

Así que os invito a que dibujeis vuestra propia ventana, que penséis en cada una de vuestras áreas y que intentéis descubrir puntos ciegos y  estar abiertos a sorprenderos con nuevos aspectos de vosotros mismos hasta este momento desconocidos. ¿Os atrevéis?